Saltar al contenido

¿Existe el Karma en los negocios?

El karma puede tener muchas definiciones y connotaciones, pero para efectos de este post, el Karma es equivalente a la ley de causa efecto, es decir a cada acción corresponde una reacción. Si tomamos en cuenta que el karma es un concepto que normalmente se usa en temas espirituales, y la ley de causa y efecto en cuestiones de física, ¿por que nos debe interesar en el mundo de los negocios?

Índice

Para empezar por que todo esta conectado

Muchas veces se nos olvida que la vida es un gran todo con interconexiones de todas las partes. Cuando una parte de este todo se afecta otras también lo hacen. Aunque a veces no se vea la relación directa de una cosa con otra, esta existe.

La otra parte es la visión de largo plazo

Hoy esta probado más que nunca, que las empresas que se mantienen de largo plazo son aquellas desarrollan relaciones no sólo con sus clientes sino con todo su entorno.

Hoy más que nunca considero que la asistencia social no es suficiente, las empresas deben ser consientes de todo su entorno, respetar el medio ambiente, dar un trato justo a sus empleados, pagar los impuestos, cumplir la ley y en general desarrollar relaciones donde todos ganen.

Todo esto implica no sólo hacer las cosas por hacer. Muchas veces regalar cosas a la gente en pobreza si bien ayuda, no los saca del problema.

Hay estudios que han demostrado que obrar éticamente es sustentable. Cuando la empresa o el director de la misma permite que cosas fuera de la ética sucedan, las consecuencias pueden ser fatales.

Desgraciadamente la ética no es flexible, las cosas están bien hechas o no. Pero es cuando entran los intereses particulares cuando el juicio se flexibiliza. Pero si viéramos las cosas desde afuera, sólo sería algo ético o no. Si bien en la empresa el objetivo más importante es la de ganar dinero, creo que la forma es importante.

Cuando las cosas se hacen bien, uno no sólo puede dormir tranquilo sino que también las cosas con el entorno de la persona y la empresa son muy buenas. Creo que es importante que los que estamos en la alta dirección de los negocios, cobremos consiencia de que estamos en un todo, regido por el Karma o la ley de causa y efecto.

Al hacerlo estamos procurando el objetivo de la empresa, el de ganar dinero, pero haciéndolo de manera adecuada y que permita también la sustentabilidad de largo plazo de la misma.

Un negocio bien hecho, es un negocio que va a dejar dinero para toda la vida.