Saltar al contenido

Trabajar de comercial: ¡Cuidado con lo que te ofrecen!

Muchas ofertas de trabajo comercial en inmobiliarias, empresas financieras, seguros o cualquier otro sector  son una trampa y no se ajustan a lo que en realidad van a ser tus responsabilidades y obligaciones. Muchas promesas, pero la realidad es otra.

Todavía hay agencias que saben contratar a su personal: invierten tiempo en elaborar un perfil del puesto de trabajo, ofrecen unas condiciones económicas aceptables, tratar con respeto a los profesionales, preparan la entrevista de trabajo y terminan seleccionado a los candidatos adecuados. Tristemente de estas agencias y franquicias hay pocas.

Lamentablemente lo que prolifera es la improvisación, seleccionar a los candidatos en base a gustos personales y ofrecer salarios que no se ajustan al mercado, aprovechando la demanda de desempleados.

Cualquiera que venga a la entrevista bien vestido, tenga la suerte de que al entrevistador le guste “su cara” y demuestre en esos minutos que puede ser moldeado a la personalidad del entrevistador, obtiene el puesto. Y por supuesto, tienes que ser uno de los primeros en ir a la entrevista.

No es de extrañar que exista alta rotación de personal en las agencias, que la productividad sea escasa y la formación sea básica. La  justa para salir a la calle y estar motivado durante las primeras semanas. ¿estoy siendo alarmista o injusto?

Paradoja de la estúpidez: Por que hay empresas que te quieren idiota

Es duro reconocerlo en tiempos donde la inteligencia y la creatividad son tan valoradas (de boquilla) por todos, pero lo cierto es que ser idiota, hacerse el idiota y liderar para presuntos idiotas (¡Seguid mi ejemplo! ¡Amad nuestra común imbecilidad!) son prácticas extremadamente comunes en la oficina que se potencian desde todos los ángulos de la empresa. La cabeza dura debería destacarse entre las habilidades blandas de estos pastores de la turba.

Mats Alvesson y André Spicer, dos académicos internacionales especializados en gestión y organización de personal, han llegado con su reciente libro, The Stupidity Paradox, a la conclusión de que las corporaciones funcionan todos los días gracias a la estupidez funcional de quienes las sostienen y sus seguidores.

Los ejemplos abundan. Normalmente estas empresas están gobernadas por directivos con poca experiencia, falta de escrúpulos o sin visión. Suelen presumir de que sus estructuras son como ejércitos gobernados con mano de hierro. Saben además que, cuando vienen mal dadas, resulta sencillo echar la culpa a los empleados. Es como si un general denuncia a los cadetes. La mecánica es muy sencilla.

Primero, les exiges que vendan unos productos peligrosos en los que no creen y que, muchas veces, no entienden. Les dices que no les pagas por pensar sino por vender y… deslizas la amenaza de que nadie es imprescindible. Después, premias a los más imprudentes y los encumbras como ejemplos a seguir. Finalmente, cuando llegan los problemas, pones el ventilador de la basura con dirección a esos ejemplos, hoy convertidos en la encarnación de la miseria moral. Es un sistema que alienta la estupidez funcional desde la cúspide y que espera que esa estupidez y esa inconsciencia se repliquen en la base de la pirámide. Con dinero y temor, muchas veces lo consiguen.

La segunda característica es que la estupidez funcional no es propia de auténticos estúpidos, sino de profesionales perfectamente capaces e incluso muy inteligentes. Spicer y Alvesson los identifican como los sumos sacerdotes de este mandamiento idiota: no provoques problemas y no le digas a la gente las malas noticias que no quiere oír.

La clave es que, al igual que en el colegio, tendemos a querer formar parte del augusto rebaño, de la tribu, el mundo de los trabajadores que ascienden o esperan ascender pronto, en el paraíso de los integrados. En un homenaje cruel a Umberto Eco, nadie quiere ser apocalíptico; todos queremos ser integrados.

La estupidez funcional no es propia de auténticos estúpidos, sino de profesionales perfectamente capaces e incluso muy inteligentes

Ese augusto rebaño, capitaneado por el (por lo general macho) cabrío nos ofrece un pacto fáustico. «Cumple las normas», dice entre balidos, ojos chispeantes y muecas que imitan a una sonrisa burlona, «y te acogeremos. Suspende tu juicio para abrazar el nuestro y serás normal». Si todos hacemos el imbécil, nadie podrá decirnos lo imbéciles que somos.

De hecho, modificaremos el concepto de la estupidez para ajustarlo como un guante de látex a todos los que se nos opongan o revelen nuestra verdadera naturaleza. Llamaremos y castigaremos como insolidarios a todos los que nos desafíen con su comportamiento. Somos capaces de ser vagos y exigir subidas salariales colectivas como premio al esfuerzo. Unidos, castigaremos a todos los que quieran proponer algo nuevo. Unidos seremos fuertes… y unidos nunca dejaréis de ser mediocres.

La tercera característica de la estupidez funcional es que, en muchas ocasiones, da buen resultado. Spicer y Alvesson recuerdan que, aunque pueda resultar contraintuitivo, copiar erróneamente a otras empresas a las que se admira (¡quiero ser como Apple!) puede ayudar a poner en marcha reformas importantes y útiles para una compañía y propulsar la imagen del negocio con marketing hasta extremos irreales puede mejorar la moral de la tropa y que eso facilite la transición de una oficina cutre a una oficina donde muchos quieren trabajar.

Por supuesto, la cortina de lluvia de mensajes incesantemente triunfales (y falsos) puede traducirse en más cohesión entre los miembros de la plantilla. No serán ni los primeros ni los últimos en ser felices y sentirse especiales y unidos como pueblo gracias a la propaganda.

Trabajo: Pedimos Personas Extrovertidas.

Incluyo 2 ejemplos de ofertas de trabajo en inmobiliarias que demuestran lo que he dicho anteriormente:

“Agente Comercial”

Buscamos personal con y sin experiencia comercial, extrovertidos, con facilidad de palabra, y buena presencia. Necesitamos cubrir puestos de agentes comerciales dedicados a la intermediación inmobiliaria de viviendas de segunda mano. Ofrecemos contrato laboral, y sueldo fijo más comisiones.

Te puedo asegurar que la agencia inmobiliaria que anuncia de esta forma un puesto de trabajo, te va a contratar, seguro, si envías un currículo decente inmediatamente. El problema viene después, cuando te ofrezcan un salario bajo y unas condiciones de trabajo donde lo que primará será que seas un comercial agresivo y te encomiendes a la Virgen del Carmen.

Mientras seas “extrovertido” y tengas “facilidad de palabra” no importa lo que digas. Tú capta clientes y propiedades y nosotros te pagaremos tarde, mal y nunca. Siempre y cuando llegemos a vender algo, claro.

Trabajando en esta agencia perderás tu tiempo, (que no emplearás en buscar otra agencia mejor)sufrirás decepciones y la relación entre agencia y tú terminarán en lágrimas.

La agencia inmobiliaria también pierde, pero lo único que le interesa a esta clase de agencias inmobiliarias es sobrevivir a costa de los demás. No le importan perder un comercial; hay abundancia de desempleados en el mercado. Después de ti, vendrá otro/a buscando un trabajo en inmobiliarias y así sobreviven.

Ya te puedes imaginar el tipo de formación que vas a obtener si no tienes experiencia en este sector. ¡Que Dios se apiade de ti!

Trabajo: Buscamos a Alguien para “Sacarle el Jugo”.

Aquí tenemos otro ejemplo. Este es más sofisticado y no tiene desperdicio. No pretendo ser cínico con mis comentarios en azul; sólo me limito a leer el anuncio e interpretarlo.

Agente Comercial Inmobiliario

Empresa Inmobiliaria Dedicada a La Compraventa De Inmuebles: Pisos, Chalets de Lujo, Locales Comerciales, Terciario Industrial y Residencial, etc.

(Te especifican bien  lo que es un inmueble por si no lo sabes)

(Tiene que ser una empresa “enormemente grande”. Vende todo tipo de inmuebles. Wow, debe tener un equipo comercial amplio y experto).

SE OFRECE:

-Incorporación en Empresa con un Gran Proyecto Expansivo. (¿Todavía quieren crecer más? ¡Esto suena realmente prometedor!)

-Contrato Mercantil en la modalidad de Freelance. (Fantástico, aquí tienes la prueba de su expansión y de lo que te espera).

-Retribución vinculada a objetivos. (Si eres freelance, no queda otra).

-Clientes compradores inversores. (Promesa que, en mi experiencia es una mentira como la copa de un pino).

-Altos porcentajes. Los más elevados del sector. (¡Esto ya es de chiste!).

-Buen ambiente de trabajo. (Lo pongo bastante en duda y me remito a como está redactado este anuncio)

-Formación continua a cargo de la empresa. (Por favor, busca la palabra continua en el diccionario para que no te lleve a confusión cuando te faciliten esta formación “continua”).

SE REQUIERE: (¡Prepárate para lo mejor del anuncio!)

-Dotes comerciales. (Esto es más difuso que la ciencia paranormal)

-Edad: 25 a 35 años. (Es decir, si tienes 40 años no vales un pimiento. Tu experiencia no sirve de nada. Ah y recuerda que tienen clientes inversores)

-Conducta agradable. (Sonríe, se sumiso y di “por favor”, “gracias” y buenos días”, sobre todo al jefe. Dudo mucho que vendas muchos inmuebles con conducta agradable).

–Plena autonomía y capacidad de decisión. (¿A qué suena bien? Ya comprobarás la capacidad de decisión que vas a tener.)

-Manejo informático. (Me pregunto qué trabajo harás con tu PC). 

Abstenerse quien no cumpla lo requerido. (Bueno esto ya es de estupidez supina. Te intentan decir que van a llevar cabo una selección  exhaustiva en base a si eres guapo/a, si tu conducta es agradable y si tus dotes comerciales abarcan una infinidad de espectros.)

Estos son los anuncios de trabajo para inmobiliarias que abundan en la web. Lo que nos muestra cómo está el sector inmobiliario. Con esta mentalidad, no es de extrañar que los propietarios prefieran vender sus inmuebles directamente; que los compradores tengan un mal concepto de las agencias inmobiliarias y el sector siga un modelo de negocio desfasado.

Elige bien con quien trabajas. Muchas de las ofertas de trabajo en inmobiliarias que te encontrarás en el mercado son un engaño. Y lo digo con conocimiento de causa.

Trabajo: Agencias & Franquicias.

Trabajar de freelance, autónomo, independiente, sin supervisión, haciendo lo que te da la gana, con tu coche, gasolina, seguro de autónomo…  seguro que ya suena una ventaja. Sobre todo, con altos porcentajes que se pagan en este sector por soplar y hacer botellas.

Para  tener éxito como agente inmobiliario independiente, necesitas una buena formación en venta inmobiliaria. Formación que no de lejos te va a facilitar la mayoría de las franquicias y agencias inmobiliarias.

Sé que hay buenas agencias en el mercado y alguna que otra franquicia, (conozco algunas), donde no dudaría recomendar a alguien a que les envíe un CV. Son agencias y franquicias que saben seleccionar personal y suelen contratar poco, porque generalmente no necesitan más personal. Para ellos la rotación de personal es dolorosa, cuidan al personal que tiene, (de freelance y en plantilla), para que ganen dinero y así ganar ellos más dinero.

Sin embargo, muchas agencias inmobiliarias no tienen este enfoque. La formación es pésima, sus promesas dejan mucho que desear,  el ambiente de trabajo es dañino incluso para la salud y los honorarios que pagan son de esclavitud encubierta.

Muchas oficinas de franquicia o el franquiciado, (que no siempre la franquicia en sí), no se salvan de la quema.

Mucho branding americano, italiano o español; mucho marketing para captar incautos que les dejen 10.000 – 30.000 euros, muchas fotos en Facebook pasándoselo cojonudamente bien, (perdona mi francés), mucha motivación artificial y cuando te vienes a dar cuenta, que suele llegar a los 2- 3 meses, donde dije dicho Diego.

No me extraña que cada día más haya más personas que prefieran crear su propio negocio inmobiliario, a trabajar en agencias o franquicias. No me extraña que los mejores agentes inmobiliarios que conozco  (y conozco bastantes), trabajen como agentes inmobiliarios independientes.

No me extraña tampoco que las agencias y franquicias tengan tanta rotación de personal, porque las personas interesadas en este sector con mayor potencial para ser excelentes agentes inmobiliarios, viendo como está el patio del colegio, decidan montárselo por su cuenta.

Oferta de trabajo: El rey de tu tiempo y tu futuro

¿Te consideras emprendedor? Quieres crecer sin límites y sin depender de las decisiones futuras que puedan tomar otros con la incertidumbre a largo plazo que ello conlleva.

Nuestra empresa ofrece una carrera profesional que brinda una oportunidad única para quienes quieren explotar su talento adquiriendo nuevas habilidades en el dinámico sector financiero. Además no tendrás que asumir riesgos de inversión, sólo es necesario tu talento y que compartamos la misma visión.

Te ofrecemos:

  • Formación continua y oficial
  • Desarrollo de habilidades para el liderazgo
  • Compañerismo y trabajo en equipo
  • Posibilidades reales de promoción e ingresos
  • Flexibilidad
  • Sin horarios
  • Ser dueño de tu tiempo
  • Vivirás con pasión tu carrera profesional.

Por favor, elige bien con quién trabajas y a dónde envías tu CV. Puede que tu nuevo trabajo termine en lágrimas o incluso te cueste dinero.

Bla, bla, bla. Suena a multinivel ¿Verdad?. Altos ingresos vendiendo productos financieros y en muchos casos peligrosos sin experiencia y con los cursitos que la empresa te da. Al final te dan la patada sino vendes o acabas desistiendo, y se quedan con tus contactos y cartera.