Saltar al contenido

Trámites que debes realizar para comprar una plaza garaje

En este artículo te explico los trámites que debes tener en cuanto para comprar una plaza de garaje.

Como en todo, debes estudiar muy bien todos los pasos a seguir y tomar una correcta decisión para no equivocarte en tus actos. Hace algún tiempo, estuvimos comentando en otro artículo, porque invertir en plazas de garaje es una buena inversión.

Índice

De este modo, para realizar una buena compra de una plaza de garaje, has de tener en cuenta algunos factores importantes:

Posibles cargas de la propiedad

Como pasa cuando vas a adquirir un piso o cualquier inmueble, es muy importante revisar bien el estado de la propiedad y averiguar si existen posibles cargas o deudas en relación a ese piso o en este caso, a esa plaza de parquing que vas a adquirir.

De este modo, lo primero que has de hacer a la hora de comprar plaza de parking es:

  • Solicitar la nota simple del inmueble: Para pedir la nota simple deberás ir al Registro de la Propiedad con el nombre completo y DNI del propietario, la dirección y el número de parking y así podrás ver si la plaza de garaje que vas a comprar tiene algún tipo de embargo o está libre de cargas.
  • Ir al Ayuntamiento para chequear que está el parking al corriente de todos los pagos y  recibos como el IBI.
  • Hablar con la comunidad de vecinos y ver si el propietario cumple con las obligaciones de vecino y está al corriente de pagos.

El contrato de compraventa

Siempre que haya una transacción de compraventa, ya sea un inmueble, terreno, oficina o una plaza de parking, deberá realizarse un contrato de compraventa donde ambas partes, tanto la compradora como la vendedora, formalicen un documento que notifique dicha acción.

Este contrato de compraventa, deberá ser un documento sencillo, pero con eficacia jurídica y con efecto vinculante donde consta de mutuo acuerdo que el comprador se obliga a comprar la plaza de parking a un precio estipulado, y en el bando contrario, el vendedor estará obligado a entregar la propiedad a cambio del precio estipulado.

Después de pactar y firmar este acuerdo, donde se dictamina el precio, las pagas y señales, la forma de pago, el día de la firma, los nombres de ambas partes, entre otras premisas y cláusulas, se realiza la escritura de compraventa, que es similar a cuando se hace para una vivienda,ante notario donde se entrega la plaza de garaje.

Obligaciones fiscales

Hacienda siempre está presente. Y es lógico que cuando se trata de una inversión inmobiliaria, lo esté aún más.

Por eso, si te estás planteando comprar plaza de parking para invertir, deberás saber que esta transacción, como cualquier otro ingreso, deberá estar incluido en la declaración de la renta.

Y aunque sea algo que ya lo dieras por hecho y no te pusieras en ello hasta que no abrieran la campaña de la Agencia Tributaria, en este tiempo hay más formalidades que deberás hacer, como por ejemplo:

– Darte de alta como retenedor en Hacienda, a través del modelo 037 -> “Alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores” -> grupo 8612/1 y en tipo de actividad: alquiler de locales.

Con lo cual, todas las plazas de garaje han de tributar en la declaración de la renta, tanto si las tienes alquiladas como si no. Pero, hay excepciones pues, si has comprado un máximo de dos plazas junto con tu vivienda habitual, en el mismo edificio, en el mismo acto, y sin haber estado alquiladas, éstas quedarán exentas de ser tributadas.

Los impuestos y gastos totales de la compra del parking

A la hora de comprar cualquier inmueble, se debe analizar la rentabilidad, una serie de gastos anuales y pagos que deberás hacer frente.

Estos gastos suelen ser desde el propio gran desembolso del valor de la plaza de parking, hasta las arras, los gastos de comunidad, o impuestos como el IBI, el IVA u otros teniendo en cuenta si la plaza es de obra nueva o segunda mano, así como los gastos de mantenimiento y otros derivados.

Sin embargo, como es un tema más complejo y largo, ahondaremos en él, en los siguientes párrafos.

La ubicación de la plaza de parking

Otro de los factores más importantes a la hora de comprar plaza de parking es su ubicación, con lo cual, localizar bien el inmueble en cuestión es fundamental.

Para ello, una de las cosas que te marcará es tu economía y presupuesto, pues no será lo mismo comprar un parking en pleno centro de Barcelona que en un pueblo del Maresme con 10 mil habitantes.

Con lo cual, buscar una buena zona dependerá de tus necesidades y tu presupuesto, pero también deberás mirar con proyección y saber distinguir si lo que quieres es comprar una plaza para uso personal o con la finalidad de invertir para alquilar.

Si tu caso es el primero, lo lógico es que busques comprar plaza de parking en aquella zona que la necesites, ya sea cerca de tu trabajo o cerca de donde vives. Pero si la realidad es otra y quieres invertir, lo mejor es que pienses en las necesidades de los demás y tengas en cuenta estos parámetros:

  • Analiza las zonas de tu ciudad con menos aparcamiento gratis o con más aparcamiento de pago y privado. Esto te hará ver cuales son las zonas que carecen de parking gratis o de fáciles acceso para evaluar la oferta y demanda en relación a este tema.
  • Si la oferta de aparcamiento es mucho mayor a la demanda en una de las zonas a escoger, es mejor que te pongas a buscar otros lugares con menos oferta, pues sino el nivel de competencia será más alto.
  • Ten en cuenta que no todo el mundo vive en el centro de la ciudad, y que en las grandes urbes se mueven la mayoría en transportes públicos o patinetes y bicis eléctricas, con lo cual, pensar en barrios más periféricos y más económicos, donde la gente necesita guardar su coche por las noches, también es una buena opción.

Sin embargo, teniendo en cuenta estos parámetros, hay algunas ciudades que son más rentables que otras a la hora de invertir en plaza de parking, pero como el tema es más amplio, te hablamos en el próximo párrafo.

Los gastos asociados a la compra de una plaza de parking

Otra vez, al igual que pasa con la compra de una vivienda u otro inmueble, cuando se compra una plaza de parking se deben tener en cuenta cuáles son los gastos asociados y cómo podemos hacerles frente.

Como sabes, comprar una plaza de parking no es pagar sólo el valor de dicho inmueble, ya que aparte de pagar el valor acordado con el vendedor, se deberán liquidar algunos gastos más y otros impuestos de los que vamos a hablarte a continuación:

El valor de la plaza de parking

Esto debe estar claro. A la hora de comprar una plaza de parking deberás abonar el precio acordado entre la parte vendedora y compradora.

Y como hemos visto a lo largo del artículo, no debe suponerte ningún gran esfuerzo financiero, pues si eres un pequeño ahorrador e inversor, podrás hacer frente a precios que oscilarán entre los 10 mil y 20 mil euros.

Aunque si lo necesitas, siempre podrás pedir un crédito hipotecario.

Las arras

Las arras es otra cantidad de dinero que deberás tener en cuenta, aunque no siempre es algo obligatorio de dar.

Se da al vendedor para asegurarse la compra y es, en otras palabras, como una paga y señal, por lo que a la hora calcular el dinero a pagar, éste entraría dentro del valor final de la plaza de parking, pero se podría necesitar antes de tiempo y por eso se debería tener presente y preveerlo como otro gasto inicial más.

Los impuestos

El IVA

El impuesto sobre el valor añadido es uno de los impuestos que deberás pagar si o si a la hora de realizar la compra de una plaza de parking. Ahora bien, existen dos situaciones distintas que hará que varíe esa cuantía a pagar:

En el caso de comprar una plaza de parking que esté vinculada a la vivienda habitual en la que vives, es decir, si has comprado una vivienda y viene junto con plaza de parking, al haberla comprado en el mismo momento y al estar en el mismo contrato, el IVA a pagar será de un 10%, según lo estipulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

En cambio, si compras la plaza de garaje de forma independiente y no está vinculada a ninguna vivienda donde residas habitualmente, el IVA que se aplicará será el del tipo general, de un 21%.

También puede variar el IVA a pagar dependiendo de si la plaza de parking es de segunda mano o de obra nueva. En el caso que sea de segunda mano, el IVA será de un 21% y si es de obra nueva, será de un 10%.

Con lo cual, en cada caso, al valor de la plaza de parking se deberá sumar tanto un 21% como un 10%, según cada circunstancia, y se liquidará en el momento de la compra del parking.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD)

Si la plaza de parking es de obra nueva, otro de los impuestos que deberás pagar es el IAJD, que tan solo te supondrá alrededor del 1% del valor de la compraventa.

Para que te hagas una idea es un “tributo de naturaleza indirecta que grava las transmisiones patrimoniales onerosas, las operaciones societarias y los actos jurídicos documentados”, según datos del BBVA.

Al ser un impuesto autonómico deberás hacer los trámites a través de la Agencia Tributaria, aunque la mayoría de comunidades autónomas permiten descargar el documento desde la web oficial de cada CCAA.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP)

El ITP es un impuesto que se deberá abonar si se ha comprado una plaza de parking de segunda mano.

Al ser un impuesto autonómico el precio variará en función a la CCAA en la que te encuentres, pero normalmente, para Cataluña suele ser de un 10% y para Madrid de un 6%.

Y para liquidarlo podrás hacerlo mediante la web de tu comunidad o desde la Dirección General de Tributos de cada comunidad autónoma. En este caso, por ejemplo, te ponemos la forma de conseguir hacer frente a este pago en Cataluña y obtener toda la información respecto a estos impuestos comentados.

Eso sí, el plazo establecido será de unos 30 días hábiles desde el momento de la compraventa de la plaza de parking.

Gastos de notaría y registro

Al comprar una plaza de parking también se deberán hacer frente unos gastos como los de notaría y del registro:

Notaría

Una vez establecido el contrato de compraventa y el acuerdo entre ambas partes, se tendrá que formalizar la compraventa mediante la presencia de un notario. Para eso, deberás ir a una notaría, donde firmaréis las escrituras y te facilitarán una copia para corroborar que ahora la plaza es tuya.

Este trámite, que puede variar en función de las hojas que ocupen las escrituras, el número de copias de la nota simple o hasta del precio de la compraventa, rondará unos 450 euros.

Inscripción en el Registro

Cuando ya tengas las escrituras de la compra de la plaza del parking, y haya sido sellada por la Agencia Tributaria, alegando que estás libre de impuestos, lo siguiente que deberás hacer es ir al Registro de la Propiedad para inscribir la escritura a tu nombre.

Esto rondará alrededor de unos 100 y 200 euros, pero una vez vayas a recoger el comprobante, los trámites se habrán terminado.

Otros gastos relacionados y deducibles

Además de pagar impuestos y otros gastos de gestión, a la hora de comprar plaza de parking, también deberás sumarles estos gastos que comentaremos a continuación, pero que a la vez podrás deducir a la hora de hacer la declaración de la renta:

  • Los gastos de mantenimiento y reparación: como la limpieza, posibles reparaciones, etc.
  • La cuota de la comunidad: si el parking está dentro de una comunidad.
  • Las primas del seguro del garaje
  • Los intereses de la hipoteca: en caso que hayas pedido un préstamo hipotecario
  • Las comisiones de la inmobiliaria: si te ha ayudado a alquilar la plaza de parking
  • El IBI o la tasa de basuras: unos 150€ aproximadamente como gasto anual.

¿QUIERES COMPRAR UN GARAJE? REALIZAMOS TODOS LOS TRÁMITES POR TÍ

Soy Javier Campderá, y he ayudado a muchos propietarios a conseguir vender, comprar y alquilar sus propiedades de forma segura, en el menor tiempo posible. ¡Escríbeme y dime que buscas!